Carta a la humanidad desde 2100
Carta a la humanidad desde 2100 Roberto A. Arrucha
abril 10, 2021

The Global School for Social Leaders es una premiada ONG con sede en Viena, Austria, y Berlín, Alemania, especializada en educación y consultoría para líderes en sustentabilidad, innovación social y acción climática. 

 Disfruta la lectura y síguenos en:


En el año 1980, todos pensábamos que el fin del mundo sería por una guerra nuclear o un meteorito, y que nuestra supervivencia recaería en viajar al sur, lejos de la radiación. Esta carta a la humanidad desde 2100 revela qué fue lo que realmente pasó: 

La guerra si dio inicio, pero no es nuclear, tampoco un meteorito, y más bien todos nos fuimos hacia el norte.

La guerra fue contra nosotros mismos y un estilo de vida que no pudimos controlar.

Nota: Esta carta a la humanidad desde 2100 NO es una historia de ficción, tampoco es una novela futurista. Todo se basa en estudios recientes y respaldados científicamente que predicen el cause de nuestra especie.

Lo que leerás es duro, mental y espirtualmente, pero también muy informativo. Recuerda, podemos cambiar el futuro.


 

 Este es un día normal en 2100 

 

Nos los habían dicho, pero nadie lo creyó seriamente, hasta la fecha pocos lo creen.  Pero poco a poco, el mundo que conocíamos empezó derrumbarse:  

    ◍ Aprendimos a vivir con aire muy caliente, pesado y, según el día, obstruido por la contaminación de partículas PM 2.5 que llegaban a 200 μ g/m 3.

    ◍ Nuestros ojos a menudo lloraban. La tos nunca parecía desaparecer.

    ◍ Aún con vacunas, las máscaras, que vienen integradas con nuestros teléfonos inteligentes, son obligatorias para protegernos de todas las nuevas infecciones transmitidas por el aire. Todas tienen un sensor que detecta partículas con algún potencial virus mortal. 

    ◍ Ya no puedes simplemente salir por la puerta de tu casa y respirar aire fresco: éste es vendido en botellas de 2 litros; Si tienes amazon prime, puedes acceder a presentaciones de hasta 6 litros.

Algunos aprendimos hacer oxígeno a partir de orina en nuestra casa, sin embargo la comercialización es ilegal. Los cárteles mexicanos y colombianos la producen en pequeñas comunidades, para posterior exportarla al norte.  Hemos escuchado de otros métodos usados por cárteles en China, Afganistán y Etiopia.

    ◍ La fusión del permafrost liberó tantos microbios y virus antiguos a los que nunca habíamos estado expuestos y sin tener resistencia, que se convirtieron en la causa principal de muerte entre los humanos.

 

Carta a la humanidad desde 2100. Permafrost

Por miles de años, miles de virus y bacterias desconocidas, se resguardaban congeladas bajo el hielo de los polos.

    ◍ Muy pocos trabajan al aire libre porque se consideraba una labor de alto riesgo. Para los que trabajamos en interiores, el aire tenía un sabor ligeramente ácido, que a veces nos da náuseas. 

    ◍ Conforme pasan los años, el planeta se calienta aún más, sobre todo en el sur. Donde antes eran bosques tropicales, ahora son desiertos. 

    El amor, como lo conocíamos anteriormente, pasó a ser un acto de fé. Muchas religiones se formaron gracias a la promesa de encontrar una pareja.

    ◍ Fui de los pocos que pudo escapar al norte, pero muchos más quedaron atrapados antes de que las fronteras cerrarán definitivamente en 2060En 2058, mi estado natal, Veracruz, al sur de México, quedó bajó el agua. 

 

Carta a la humanidad desde 2100. Veracruz

Esta es una imagen de Google Earth que tomé de Veracruz, al sur de México, en 2058. Carta a la humanidad desde 2100

 


 

 El dolor del año 2020, nos hizo ver el pasado y el futuro.

 

El punto de inflexión parece ser el 2020, cuando el mundo se enfrascó en una espiral de sufrimiento, psicológico y físico, causado por una de las primeras pandemias del Siglo XXI, la pandemia del COVID-19, esa fecha nos prepararía para el inicio de una batalla por la sobrevivencia.

    ◍ Hijos que no pudieron despedirse de sus padres, padres que no pudieron despedirse de sus hijos.

    En las calles, un virus aniquiló a millones; Pero dentro de las casas, la soledad, la incertidumbre y el exceso de tiempo en las pantallas, aniquiló nuestra salud mental, fuimos billones. La violencia física y psicológica contra nuestra propia familia y nosotros mismos fue la única salida, en muchos casos hasta la muerte. 

     Millones de nuevos pobres que después de 2 previas generaciones pudieron brincar de una clase pobre a una media, no pudieron renunciar a sus comodidades, y optaron por actividades económicas más redituables: Trasiego de droga, fraudes electrónicos, estafas piramidales, explotación intensa de rios y bosques, etc.

    ◍ Millones más, los que ya eran pobres, fueron desplazados de las ciudades y forzados a sobrevivir en los suburbios en espacios hacinados donde la esperanza de vida se reducía a solo 38 años de vida, como en el Siglo XV.

 

Carta a la humanidad desde 2100. Coronavirus COVID-19.

2020. La pandemia COVID-19 que cambió el mundo.


 

 Creeíamos que todo mejoraría, pero era ya muy tarde.

Esa fue la primera batalla de una gran batalla más cruel que pondría realmente a prueba nuestra supervivencia, y de la cual se nos avisó con muchos años de anticipación:

      En 1970 se nos advirtió que nuestro insaciable apetito por la acumulación generaría un problema, ese apetito era alimentado por la quema de fósiles y el uso comercial de espacios naturales, ambos causantes de CO2 y el calentamieto del planeta.

    En 1980, un grupo de científicos pidió a los gobiernos, más bien se nos rogó a todos, que deberíamos reducir las emisiones CO2 en un 2% anualmente si queríamos evitar una catástrofe planetaria sin remedio. 

    En 1990 se nos advertía que la transgresión a la vida animal causaría la mutación y transmisión de enfermedades.

 

The Global School Consultants

The Global School, educación global para líderes en sustentabilidad e innovación social. 


Desde 2000 y posterior, más y más científicos, organizaciones y pocas empresas revelarían una cruda realidad: 

    ◍ En 2015, se reveló que las empresas petroleras, específicamente la estadounidense EXXON, sabía desde 1970 que la extracción y emisiones causarían un colapso planetario, y que aún así decidieron aumentarlas.

    ◍ En 2016, comites especializados en mitigar el colapso planetario, revelaron que el 80% de la pérdida de biodiversidad se debía a el uso de la tierra para alimentar y crecer animales para consumo humano.

También ese 2016, se volvería viral que el 50% de la comida que produciamos se desperdiciaba.

    ◍ En 2018, nos enteramos que el 20% de la población mundial, era responsable del 70% de las emisiones CO2, y causante del colapso planetario. No, esto no lo reveló los comites especializados, fueron los activistas.

    ◍ Que este mismo 20%, tenían algo en común: Vivían en el norte, eran industrializados y que se trataba en su mayoría de países que colonizaron al resto del mundo entre el año 1500 hasta aproximadamente el 1800.

    ◍ Y que este mismo 20% concentraba para el 2020 el 90% de la riqueza mundial, debido a la sobre-explotación del planeta.

 

Carta a la humanidad desde 2100. Dia de la Sobre-explotación de la tierra

Cada año, sobre explotabamos más y más el planeta.

   

    ◍ En 2022, y gracias a las activistas Greta y Maria, al fin pudimos nombrar el «Día de la sobre-explotación de la tierra», como un día de duelo mundial. En este día, se publicaban los recursos planetarios agotados por los humanos, los cuales se empezaron a medir desde 1987.

    ◍ Entre 2020 y 2025, y gracias a una batalla legal muy intensa, por fin se reconoció que la sobrepoblación NO era la verdadera causa de las emisiones y colapso planetario, y más bien fue un estilo de vida y desarrollo que sobre-explotaba los recursos naturales del planeta:

    Estados Unidos consumía 5 planetas.

     Australia = 4.1; 

     Austria = 3.5;

     Rusia = 3.2;

     Alemania = 3; 

    Suiza = 2.8; 

     Japón = 2.8;

     Reino Unido = 2.7;

     Francia = 2.7;

     Italia = 2.7;

     Portugal = 2.5;

     España = 2.5

     China = 2.2

     Brasil = 1.7

 

Carta a la humanidad desde 2100. Acuerdo de Paris

El día que nos prometieron disminuir emisiones. Todo fue una mentira.


 

 ¿Qué pasó cuando supimos esto? 

 

    ◍ En el año 2000. Mientras más personas salían de la pobreza, nuestro consumo de carne se disparó a 500%, lo que nos obligó a derribar todos esos árboles que creíamos no tenían ninguna utilidad, para poder alimentar y comercializar más ánimales que alimentarían a la nueva clase media.

Ese año todos celebrabamos que habíamos acabado con la pobreza extrema.

    ◍ En 2005. Aumentamos el uso de carbón y energía fósil al triple, mientras todos creíamos que esos gases que salían de las fábricas, desaparecían automáticamente entre las núbes, o escapaban del planeta hacia el espacio.

En 2020 consumíamos 65% más carbón que en el año 2000. Y esa demanda siguió en aumento por los siguientes 10 años posteriores.

    ◍ En el 2000, se nos pidió que a fin de evitar una catástrofe, deberíamos reducir nuestras emisiones 2% anualmente. En ese momento nos parecía tan poco, que nunca nos pusimos de acuerdo en quién debería empezar.

Los países que se hacían llamar «desarrollados» rogaban a los países «en vías de desarrollo»  que reducieran emisiones y que detuvieran su progreso económico a fin de salvar el planeta. Esto provocó que las heridas del colonialismo volvieran a ser fuentes de conflicto.

    ◍ En el 2001 teníamos que reducir las emisiones al 3%, en 2002 al 3.5%, en 2003 al 4%. Cada año, aumentaba la cuota de reducción, y al mismo tiempo nuestras emisiones.

Durante la primera pandemia del Siglo XXI en 2020, nos obligamos a quedarnos en casa y no viajar. Todo el mundo, y sobre todo los ambientalistas, pensabamos que al fin podríamos cumplir con nuestra cuota de reducción, por fin nuestro planeta tomaría un respiro.

No fue así:  Nuestras emisiones durante este gran encierro del 2020 sólo disminuyeron 6.7% por aprox. 4 meses de encierro. 

Carta a la humanidad desde 2100. Emisioines CO2

El gran encierro del 2020 a causa de la primera pandemia del siglo.

Para ese año, nuestra cuota de reducción era ya de 8%, lo que nos obligaba a encerranos aprox. 6 meses para cubrir la cuota de ese año, y repetirlo los siguientes 15 a 20 años si queríamos llegar al punto donde comenzamos a planear reducirlas, en el año 2000. 

Como nadie pudo contenerse a seguir encerrado e isolado, y ante el evidente desgaste psicológico y físico, regresamos a las calles con cubrebocas.

    ◍ La navidad del 2020, y durante todo 2021, todos nos encontrabamos descalabrados por la crisis económica que dejó la pandemia del Covid-19.

Y aumentamos nuestro consumo al doble con el mejorado comercio electrónico, tratando de recuperar la economía. En esos años se nos prometió que con el desarrollo industrial, la educación en programación, y las tiendas en línea, recuperaríamos nuestros ingresos y empleos.

El virus aniquiló millones más en la 2a y 3era ola: En su mayoría ancianos y enfermos. Muchos jóvenes murieron de infártos al corazón por agotamiento exhaustivo, tratando de recuperar una economía que nunca se levantaría. 

    ◍ Para 2030 ya habíamos acabado con el 70% de la biodiversidad y todas las especies vivas sobre el planeta.


 

 Los optimistas que nos dieron oxígeno. 

 

Ante todo esto, la esperanza no se perdía, y había un sector optimista que inundó las redes sociales todo el 2020 hasta el 2025, con mensajes de esperanza.

De repente fotos de paisajes verdes, cafés en el bosque, lagos limpios, animales en hábitads naturales, así como coaching de felicidad, cursos de meditación, entrenamientos de yoga tántrica y Zen, así como noticias de «Startups» con ideas innovadoras como máquinas recicladoras, drones que plantaban árboles, todos con frases motivadoras.

Su energía era tal, que todo mundo creía que vivían en una isla tropical o en medio de las montañas. La realidad no sería así.

Carta a la humanidad desde 2100. Europeos

Todo estaría bien, ser felices estaba en nuestro poder.

    ◍ En 2025 un estudio finalmente nos permitió ver otra cara sobre estos mensajes de optimismo que tanto se viralizaban en redes sociales. 

Mientras el 10% se trataba de propaganda pagada por empresas petroleras, de la cual ya no creíamos, el restante  90% de los optimistas vivían en países industrializados del norte global, especialmente en EEUU y Union Europea, donde todos los años gozaban de inviernos más cortos y veranos más calientes. 

Otro estudio, revelaría que estos cambios de ambiente y temperatura dispararon la recepción de vitaminta D en todos los que vivían en países del norte, y por consiguiente se pensó que esto causaba el sobre-optimismo que tanto nos ayudó mentalmente al resto de nosotros…. por unos años. 

    ◍ Cuando nos instalamos en marte en 2030, el mundo explotó en jubilo y alegría, pensábamos que la salvación de la tierra era posible, algunos razonaban que sería posible una migración planetaria, otros confiaban en que la carrera espacial traería consigo tecnología para restaurar el planeta. 

    ◍ En 2035, todo el optimismo se desvaneció después de que se descubriera que toda la tecnología revolucionaria usada, desarrollada, y aplicada en Marte, pertenecía a un par de gobiernos que aseguraban su supremacía militar. 

 

Carta a la humanidad desde 2100. Marte

En 2030 finalmente llegamos a Marte.


 

 El día en que perdimos la esperanza 

    ◍ En 2025 finalmente nos dimos cuenta que sin importar la reducción de emisiones, eficiencia energética, dieta o tecnología, era ya imposible desaparecer todas esas emisiones de los últimos 100 años. 

    ◍ En 2027 todos los arrecifes de coral, y que almacenaban gran parte de la vida marina, habían muerto. Para el 2028, la misma suerte corrieron los bosques lluviosos y humedales, así como la desaparición del hielo ártico. 

    ◍ En 2020, el agua empezó a cotizarse en los mercados bursátiles. En 2029, 4 mil millones de personas sobrevivían con solo 10 litros de agua, en total, al día. 

    ◍ En 2028, la invasión de China en Taiwan trajo consigo una guerra paralela en diferentes partes del mundo, especialmente en zonas con grandes reservas de agua.

    ◍ En 2035, la disolución de la ONU y posterior mensaje de victoria de China sobre Estados Unidos, cerro un ciclo de colonialismo y explotación de recursos, en este momento se firmó un acuerdo para la salvación del planeta que se basaba en la distribución equitativa de recursos naturales, que anteriormente eran controlados por solo 13% de la población mundial: Estados Unidos y la Unión Europea.

    ◍ Para 2038, el resto de nosotros aprendimos a vivir con un promedio de 30 litros de agua al día, y apesar de tener disponibles 30 litros más, estos eran administrados por nuestros gobiernos como reservas que sustentaban las deudas soberanas, aunque todos sabíamos que eran más bien usadas como una fuerza de negociación entre países. 

    ◍ En 2040 se prohibió la crianza y venta de animales de granjas industriales, así como la deforestación. Todos contribuimos y optamos por una dieta vegetariana, además de plantar billones de arboles. No obstante, el planeta siguió calentandose los años posteriores.  

    ◍ En 2045, un estudio que había sido publicado en 2018 se volvió viral, en él se aseguraba que no solo las emisiones pasadas provocaban el calentamiento actual, si no también la pérdida del 70% de la biodiversidad en el planeta, especialmente toda la vida marina, que en realidad era la que regulaba la temperatura de todo el planeta.

    ◍ Para 2046 todas las megaciudades, y que acumulaban el 80% de la población global, colapsaron y fueron obligadas a construir fronteras, incluso algunas con muros y fortalezas, para evitar la migración hacia ellas.

    ◍ Para 2048, y después de varios estallidos y revueltas sociales, todos empezaban a abandonar estas megaciudades y moverse a zonas rurales, lo que provocó otra crisis económica, la crisis del 2048: la gran hiperdeflación. 

El 2050 fue un punto de no retorno:

  • La mayoría de las especies extintas para 2055
  • 2 mil millones de refugiados climáticos para 2057

De 2050 a 2100, 2 guerras mundiales, 5 pandemias y al menos 50 catastrofe naturales con impacto continental, reducirían a la población humana de 9 billones a solo 2 billones. 


 

Este es un abstracto de un especial que será abordado y comentado en:

Youtube

Instagram

Clubhouse

 
Da click en cada uno de ellos para subscribirte y seguir este especial. 

 


Roberto A. Arrucha

Holistic Educator | Keynote Speaker | Social Entrepreneur | Climate Activist | Director & Founder of The Global School for Social Leaders