MENU

El mes pasado, 195 líderes mundiales se reunieron una vez más en Nueva York para grandes discursos y grandes eventos, y se ha reconocido la crisis climática como el reto más relevante en la historia de la humanidad. Pero sobre la desigualdad, cuando todo está dicho y hecho, se ha dicho más que hecho. 

La crisis climática es producto, resultado y síntoma, de un mundo donde la desigualdad crece cada día. No se puede entender la crisis climática si no se pone en la mesa que los más afectados son los menos responsables de esta crisis. Que ante un planeta que colapsa y responde con furia, los que más se han beneficiado de la desigualdad, se permitirán resguardar en una zona segura. Crisis climática y Desigualdad deben tratarse como un solo reto.

Cuatro años después de que los gobiernos de todo el mundo se comprometieran a combatir la desigualdad como parte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, se ha visto demasiado poco en el camino de la acción gubernamental. Ese no es el veredicto de las ONG críticas: esa es la evaluación oficial del propio Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres.

Guterres agregó, claro, solo la verdad diplomática más delgada, » el cambio en las vías de desarrollo para generar la transformación requerida para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible para 2030 aún no está avanzando a la velocidad o escala requerida».

De hecho, señaló, «el panorama global para la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible generalmente se ha deteriorado desde 2015». Es en este contexto que la ONU ha pedido una «década de entrega» después de cinco años en los que la gente haya podido deleitarse con las palabras mientras ayunaba en la acción.

Durante años, las organizaciones de base han estado haciendo sonar la alarma sobre el daño causado por la creciente desigualdad. Más recientemente, el debate formal sobre la desigualdad cambió y la posición normativa dominante aceptada se ha convertido en que la desigualdad es peligrosa ante un planeta furioso, por lo tanto debe reducirse.

La desigualdad medirá la capacidad de adaptación de los países, la desigualdad será decisiva ante los billones de desplazados, la desigualdad será en general lo que nos permita, o no, construir una nueva humanidad después del colapso, o vivir en un largo conflicto como nunca antes visto. 

La ONU también ha intensificado la coordinación y el asesoramiento. Pero los gobiernos no han cambiado en reconocimiento del nuevo consenso. El cinismo sobre si se hará algo se ha arraigado incluso entre los observadores más esperanzados.

Y los grandes titulares de la Asamblea General de la ONU de este año hicieron muy poco para contrarrestar ese cinismo, dominado por los líderes más ruidosos del mundo, que parecen compensar la ausencia de sustancia con un exceso de fanfarronería.

En silencio, al margen, sin embargo, otro grupo se reunió para planificar no un comunicado en el escenario, sino una serie de acciones en el hogar. No era un gran grupo de países, solo una docena, pero incluía países de todas las regiones del mundo y de todos los niveles de ingresos.

Capas de Desigualdad Explicadas por Melinda y Bill Gates. Fuente: Gates Notes.

Se conocieron no porque piensan que tienen las respuestas, sino porque están ansiosos por aprender unos de otros y actuar. Desde Indonesia hasta Sierra Leona, desde Suecia hasta México, ellos y otros se reunieron en la primera reunión de jefes de estado y gobierno del Gran Desafío sobre la Desigualdad, una nueva iniciativa de múltiples partes interesadas para apoyar a los gobiernos de vanguardia, comprometidos a abordar la desigualdad, en la búsqueda del camino caminando

Luego, aún más crucial, estos mismos líderes ordenaron a los líderes y funcionarios de alto rango, los hacedores, que se reunieran justo después de las reuniones de Nueva York en la Ciudad de México, y luego en unos meses en Yakarta, y en adelante, para planificar la implementación de una serie de políticas prácticas específicas de cada país para reducir la brecha entre los pocos privilegiados y los muchos que se quedan atrás.

No has oído hablar de esta reunión porque los líderes no creen que aún se hayan ganado el derecho de declararse líderes. San Francisco de Asís dijo: «Predica el Evangelio, y si es necesario, usa palabras».

En un espíritu similar, los líderes de los países en el Gran Desafío sobre la Desigualdad reconocieron, en las reuniones de Nueva York y en la Ciudad de México, que el poder de su compromiso para abordar la desigualdad se mostrará no en lo que dicen sino en lo que hacen.

Reconocieron que no existe una política única que por sí sola pueda vencer la desigualdad, por lo que se necesita una serie de políticas complementarias año tras año. Reconocieron que abordar la desigualdad significa asumir intereses creados: que significa impuestos progresivos y servicios públicos universales, significa trabajadores protegidos y corporaciones reguladas, significa diseñar políticas desde abajo hacia arriba y no desde arriba hacia abajo, y significa abordar la riqueza y poder de los muy ricos.

Como parte de eso, se abrieron al desafío directo de los movimientos sociales de base y los sindicatos, y compartieron lo que ellos, como líderes, encontraban más desafiante y las lecciones que habían aprendido de sus errores. Fue, lo confieso, algo impactante escuchar a los líderes comenzar no con justificaciones sino con autocrítica.

Estaba a un mundo de distancia de los (in) famosos «Big Men Who Strode New York». En un mundo saturado por lo falso, presenciar la sinceridad era desorientador.

Son los primeros días para el Gran Desafío de los gobiernos pioneros sobre la desigualdad, pero, como testigo y como alguien que ha pasado años desafiando sin rodeos a los gobiernos por sus fracasos, he aquí por qué es importante: la transformación social no ocurre cuando las personas reconocen que hay otra sociedad. injusto: sucede cuando las personas también reconocen que puede ser más justo.

Y eso depende de que la gente sea testigo del cambio, en algún lugar. El cinismo y la desesperación son, en última instancia, herramientas del status quo. No hay nada más peligroso para quienes mantendrían las cosas como están que la amenaza de un buen ejemplo.

Y, silenciosamente, este grupo de países, de líderes que no se llaman líderes, están comenzando a construir ese buen ejemplo. Oxfam ha comenzado a llamar a este grupo de gobiernos el «eje de la esperanza». Quizás estos gobiernos podrían llamarse más prosaicamente el «eje de acción».

La organización de base seguirá siendo esencial para ayudar a fomentar la determinación de los líderes y hacer frente a las presiones que seguirán ejerciendo las élites económicas. No hay certeza de que se avecinen cambios. Pero ya no hay certeza de que no lo sea. Y el sonido que acompaña a este cambio no es la explosión de los fuegos artificiales. Es un zumbido silencioso de trabajo duro.

 

Ben Phillips – @ benphillips76 

Escribe sobre cómo combatir la desigualdad ( @politybooks  2020). Ayudo a los gobiernos de vanguardia a cumplirlo con @NYUCIC.  Serví en @UNDP   Advisory Ctte. Pasea al MEJOR perro de Roma.

Compartir el poder para reconstruir la confianza pública

BY TheGlobal.School Team noviembre 12th, 2019 No Comment

El Centro para el Impacto Público (IPC) utiliza la mecánica de un...

Carolina Muñoz – Latin American Social Leaders Awards

BY TheGlobal.School Team agosto 7th, 2019 No Comment

Carolina Muñoz carolourdesm@gmailcom Ciudad Autónoma de Buenos Aires...

Yolanda Torres Flores – Latin American Social Leaders Awards

BY TheGlobal.School Team agosto 7th, 2019 No Comment

Yolanda Torres Flores torresfyolanda@gmailcom Tegucigalpa, Honduras...

Germán Santillán – Latin American Social Leaders Awards

BY TheGlobal.School Team agosto 7th, 2019 No Comment

Germán Santillán germansu@hotmailcom Villa de Tamazulápam del Progreso,...

Compartir el poder para reconstruir la confianza pública

BY TheGlobal.School Team noviembre 12th, 2019 No Comment

El Centro para el Impacto Público (IPC) utiliza la mecánica de un...

Can we build public trust by sharing power? This game could

BY TheGlobal.School Team noviembre 12th, 2019 No Comment

The Centre for Public Impact (CPI) use the mechanics of a card...

La historia de Hīkoi digital

BY TheGlobal.School Team octubre 28th, 2019 No Comment

Nuestro viaje de aprendizaje en línea en solidaridad con los pueblos indígenas...

The battle against inequality starts in Mexico

BY TheGlobal.School Team octubre 14th, 2019 No Comment

Last month 195 world leaders once again met in New York for...


Freelancer Web Designer in CanadaAvada Divi X Theme WordPress CustomizationNiamul Islam