“Fascinante…”
Academia Regional de Naciones Unidas

“Admirable…”
Universidad de Oxford

“Poderoso…”
Universidad de Vietnam

“Una bola de energía positiva…”
Hive Europe

“Un contribuyente real al desarrollo sustentable..”
1MillionStartups

“Energía y Creatividad…”
The Times of India

10 años, 20 países, 13 poderosas historias.

Mi nombre es Roberto, nací al sur de México, en una ciudad llamada Córdoba, en la provincia de Veracruz; Hasta 2020 tengo 35 años, y tal vez llegaste aquí porque me has acompañado todos estos años en mi viaje por el mundo, o porque sin saber de mi, compartimos una insaciable curiosidad por conocerlo y entenderlo. 

Si tu también te levantas todos los días con una increíble energía alimentada por tus ganas de conocer y entender este maravilloso mundo; Si tu también te has sentido alguna vez derrotado por intentar cambiarlo, o tal vez te has sentido atrapado en un mundo al que no perteneces o en una realidad que no te hace sentir verdaderamente vivo; Si tu vida en este momento ignora o confunde tus pensamientos y sentimientos, o si tu yo interno está llamándote a iniciar un nuevo camino, créeme, conozco perfectamente a lo que te enfrentas.

A la edad de 25 años dejé mi país por miedo; México declaraba una guerra armada contra las drogas y sus cárteles, que cobraría cientos de miles de muertos. Yo apenas me graduaba de universidad, y mi vida ya estaba llena de miedo, ansiedad y terror.

Además, una combinación de fracasos laborales y empresariales, y una excesiva arrogancia hacia la vida, me llevó a convertirme en un ser humano frustrado, inseguro, confundido y emocionalmente derrotado.

**

Decidí renunciar a todo, vender mis pocas pertenencias y dejar mi país lo más pronto posible con la esperanza de olvidar todo y nunca mirar atrás. 

Con mi terrible inglés, con mis últimos ahorros, pero con sueños de conquistar el mundo, finalmente pude escapar de México con la esperanza de nunca regresar.

A la hora que escribo esto, cumplo 10 años de viajar por el mundo, visitando más de 20 países, pero con una verdadera integración de vida en 5. 

10 años que saciaron una inmensa curiosidad por entender cómo funciona la humanidad y nuestra conexión con el planeta. 10 años que me permitieron ver la peor cara de los humanos, pero también la mejor.

**

Cambiar de vida y de mundos, me permitió ver en toda su magnitud mi insignificancia.

Chequia, Polonia, India, Nepal, Rusia, Vietnam, Laos, Camboya, Tailandia, Japón, Austria, Eslovaquia, Hungría, Alemania, Kenia, Ruanda, España, Marruecos, Serbia, Ucrania, y Armenia. 

Cada uno de estos países me recibió con sueños gigantes, con el reto y esperanza de que pudiera crear la vida que buscaba o creía que buscaba. La realidad, es que la vida estaba lista para darme sus mejores lecciones en tiempo record: 

Ser profesor rural en India es vivir a la merced del caos. Tu comida, limpieza, transporte, salud, y en general toda tu vida depende del constante flujo complejo de decisiones ajenas.

Conocí de cerca la muerte en Laos durante un viaje en motocicleta, donde perdí mi rumbo y terminé en medio de una montaña a una temperatura de 0º C. 

**

Ser Mexicano, y en general hispanoamericano, es enfrentar una constante nostalgia por tu comida, idioma, música, familia, etc, hasta que tu misma identidad se vuelve tu peor enemigo y la causa de tu sufrimiento. Cuando descubres que el verdadero verdugo mental eres tú mismo, optas por rendirte ante una nueva realidad, entenderla, aceptarla y darle espacio en tu vida a un nuevo mundo que hará de ti un ser humano con una identidad universal.

Vivir en en la intensa India y el maravilloso Nepal, le dio espacio a mi vida de pertenecer a una de la culturas más hermosas del mundo, reemplazar mi identidad y nostalgia Mexicana, por una conexión superior con una cultura ajena. Después de India y Nepal, no recuerdo haber estado tan feliz por pertenecer a otra tribu.

En Vietnam sufrí de un colapso físico al tener que trabajar por las noches y dormir por las mañanas durante 4 meses. En Kenia, mi cuerpo también colapsó por tener una dieta baja en hierro y respirar el esmog del matatu (transporte colectivo) todos los días en mi ruta de la oficina a casa. En República Checa pasé navidad y año nuevo en un cuarto de hotel de 10 m2 con fiebre y en cama, en Ruanda me desgarré el tobillo y pasé toda la noche en un hospital, una de las noches más largas de mi vida; No, no por mi tobillo, sino por ver cara a cara todo lo que sucede en una sola noche dentro de un hospital Africano.

Estar enfermo, lesionado y en cama, sin que nadie hable tu idioma y esté cerca para ayudarte, pone a prueba tu resistencia mental y disciplina espiritual ante un inminente peligro y miedo. Después de estar cerca de la muerte, concluyes que el peligro existe y existirá muchas veces, pero el miedo siempre será opcional. 

**

Por 10 años he trabajado con activistas, ONGs, emprendedores, universidades, empresas, startups, gobiernos, e incluso líderes espirituales y religiosos.

Viajar con integración y no como turista, me permitió conocer más allá de las culturas, me dio la oportunidad de vivir en lo más íntimo y cotidiano con seres humanos que compartieron un momento de su vida, en la búsqueda de mi propia vida.

Entendí, que todos los seres humanos compartimos sentimientos, identidades y esencias, que todos sufrimos, anhelamos, lloramos, y soñamos. Entendí que la naturaleza pura del ser humano es servir y amar, y que todo lo demás son decisiones colectivas a veces fuera de nuestro alcance, y no una decisión individual.

Estos valores humanos son una constante: El Amor, respeto, libertad, comunidad, dignidad, miedo, inseguridad, odio, etc, son compartidos por toda nuestra especie; Y que cada uno de ellos se forma en intersecciones de muchos caminos, experiencias y relaciones dentro un sistema complejo llamado Cultura Humana.

**

Llegaste aquí porque compartimos esta curiosidad de entender cómo funciona este complejo juego de la vida y nuestra conexión con nuestro planeta.  Creeme, mi intención no es explotar tu curiosidad con inseguridad o miedo, tampoco llenarte de romances o aspiraciones que rayan en la ficción, mucho menos ofrecerte una guía de viaje, espiritual, o una novela; Lo que tienes frente a ti es una guía de aprendizaje confiable, basada en evidencia y experiencia, y a la vez experimental, holística y disruptiva, que sirva de brújula para guiar tus sueños y tus acciones si al igual que yo, tu llamado es entregar tu vida al propósito más puro y satisfactorio que existe: Servir a la humanidad y nuestro planeta.

Lo que tienes en tus manos es una colección de historias felices y tristes, de colores y grises, de éxtasis y amargura, de celebraciones y angustias, historias reales, cada una es un viaje que permite conectar tu mente, cuerpo y espíritu.

Sueños Gigantes Pies Pequeños es una colección de sueños acumulados, de pensamientos y notas apiladas, de miles de horas de intensas emociones y aprendizajes, que se han transformado 13 historias maravillosas que han ganado su derecho a ser compartidas.

Sueños Gigantes Pies Pequeños reúne en un trozo de vida, trozos de cientos de vidas; En un mundo, cientos de mundos; Y en un trozo de papel, uno de los viajes más maravillosos que podrás leer, te lo prometo.

Gracias, disfruta tu viaje.

Roberto A. Arrucha

Autor

Director & Fundador

The Global School for Social Leaders.

SÍGUEME EN:

PRE-ORDENA AHORA

Día(s)

:

Hora(s)

:

Minuto(s)

:

Segundo(s)