¿Qué puede aprender el movimiento feminista del movimiento ambiental?
febrero 22, 2020

Written by Roberto A. Arrucha

Director & Fundador de The Global School For Social Leaders Instagram: @Arrucha Linkedin: https://www.linkedin.com/in/arrucha/

Hola querido lector! 

Si llegaste a la página de The Global School for Social Leaders, déjanos presentarnos, somos una multi-premiada ONG con sede en Viena, Austria, y Berlín, Alemania, especializada en educación holística y disruptiva para líderes con propósito social y ambiental. El contenido publicado aquí es verificado y seleccionado cuidadosamente para inspirar tu pensamiénto, entendimiento y proactividad. 

Puedes Vea nuestros programas AQUÍ , o Síganos en Instagram AQUÍ , Facebook AQUÍ o Linkedin AQUÍ . ¡Te encantará nuestro contenido!

Disfruta la lectura y tu día! 🙂 


Como muchos en el Reino Unido y Europa, sacudí mi rutina y me uní al movimiento Fridays For Future y Extinction Rebellion. Estas son las lecciones que creo el movimiento feminista puede aprender del movimiento ambiental.

Ambos movimientos han capturado algo en el espíritu, reuniendo a personas de todas las culturas y generaciones en un movimiento por un cambio global fundamental que va más allá de cambio climático. Se trata de una revolución de amor, ecología profunda y transformación radical. ¿Te suena muy idealista? Déjame explicarte su poder….

Un despertar social es un largo camino que recorrer, y un cambio se asegura en años no en meses. Esta década estará marcada por una lucha por el corazón y el alma de la especie humana, no por una solución climática rápida. Pero incluso en esta etapa temprana, estamos comenzando a ver tendencias y enfoques que marcan la diferencia, y que muestran cómo operarán los movimientos que cambiarán el mundo en la próxima transición global.

 

1. Feminismo y Ambientalismo son uno mismo.

La evidencia es clara, la emergencia climática y el colapso ambiental está orquestada por un mundo predominado por: Hombres blancos heterosexuales. Y la solución más efectiva para reducir nuestras emisiones CO2 van más allá de no usar plástico o comer verduras; La forma más efectiva para reducir emisiones es invertir en IGUALDAD DE GENERO. En pocas palabras, darle a la mujer el espacio de poder que los hombres le han arrebatado. 

 

2. Este es un sistema de auto-organización.

FFF y XR se basan en un estudio cuidadoso de los movimientos de masas por desobediencia civil y perturbación. Los grupos locales son libres de planificar e implementar sus propias acciones siempre que se mantengan dentro de los principios rectores del movimiento.

Los sitios ocupados en Londres tenían la misma libertad: organizar acciones, eventos y actividades como mejor les pareciera.
Todo el movimiento se ejecuta en círculos interconectados, auto-organizados, y conectados a través de plataformas virtuales que incluyen Basecamp, Google docs y WhatsApp.

El enfoque en la auto-organización libera cantidades incalculables de energía y creatividad. Crea agencia y propiedad y evita las trampas y los retrasos de la jerarquía.

3. Hay un conjunto muy fuerte de principios rectores.

No importa cuán radical o rebelde seas, cada persona en el movimiento puede navegar y actuar guiados en diez valores y demandas fundamentales. Cada una incluye una visión compartida:

  • * La no violencia absoluta,
  • * La bienvenida a todos y cada parte de todos.

Y  debido a que estos valores son directos e independientes, crean una cultura compartida, que refleja el mundo que estamos tratando de crear.

4. La cultura organizacional de FFF y XR es «regenerativa».

Su objetivo es ser nutritivo y sostenible para todos los miembros. Había capas de “bienestar” en todos los sitios de acción desde Londres hasta Berlin, que ofrecían espacio para relajarse, recuperarse, meditar, practicar yoga y brindar atención médica según sea necesario.

Este cultivo regenerativo evita el agotamiento y es atractivo para la población en general. La policía no sabía cómo tratar con manifestantes tan amigables. Los viajeros crecieron para valorar la calma traída a la ciudad, la atmósfera del festival y la disminución del tráfico.

5. El movimiento está prestando atención a su visión final.

FFF y XR declaran públicamente tres demandas concretas a corto plazo:

  1. 1. Los gobiernos deberían decir la verdad sobre la emergencia climática,
  2. 2. Deberían neutralizarse con respecto a la red de carbono para 2025, y
  3. 3. Debería haber una asamblea de ciudadanos para explorar e idear soluciones.

 

Pero esto es solo a corto plazo. Junto a esto, hay una visión transformacional a mucho más largo plazo, que toma su mapa del «mapa del corazón humano». Esta es una visión de transformación social radical y un re-equilibrio de la relación de la humanidad con la naturaleza. Ese es el objetivo final, reconstruir nuestra dinámica social, no el conflicto generacional.


Conoce nuestros programas: https://es.theglobal.school/programs

Conoce nuestros programas: https://es.theglobal.school/programs


6. En esencia, este es un movimiento profundamente espiritual (con una pequeña «s»).

Está repleto de musulmanes, sufis, cristianos, judíos, cuáqueros, budistas y personas sin fe, todos explorando sus creencias comunes, más allá de la religión.

Lo que encontramos es un anhelo de un significado más profundo, de la magia y el misterio de la vida, de una conexión sentida con todo el ecosistema de esta Tierra.

FFR y XR están vivos con ceremonia, contemplación y una acción cuidadosa y consciente en honor de la vida, el amor y la abundancia. Nos estamos convirtiendo en la naturaleza protegiéndose a sí mismos, experimentando su propia belleza y evolucionando hacia su ser superior.

7. No busquen un plan para todo, enfóquense en las barreras mentales y sistémicas que quieren derrumbar. 

El movimiento climático está haciendo una pausa, para reagruparse, recuperarse y pasar a un serio intercambio político de gran escala. Para esto es importante crear una llamada a la acción constante para los que irremediablemente regresarán a casa y sus vidas diarias.

  • ¿Qué tácticas se necesitarán para lograr un cambio de política a corto plazo?
  • ¿Cómo logramos na transformación global a largo plazo?
  • ¿Cómo puedo contribuir individualmente al movimiento? 

Como dijo una activista amiga mía, Nikki Levitan:

“En el centro de mi experiencia de esta última semana, veo que este es el primer activismo impulsado por el corazón, sin culpar ni avergonzar, simplemente tomando medidas desde un lugar de amor y responsabilidad colectiva.
Una comunidad de todas las generaciones que se preocupa y puede organizarse por sí misma.
Es sorprendente que los humanos salgan al mundo y realmente hagan algo y sean el cambio, desata tanta creatividad, posibilidad y coraje.»


Roberto A. Arrucha

Director / Fundador de The Global School for Social Leaders.